Liminal – Marco la línea en el suelo

Marco la línea en el suelo
entre tú y yo.

Dejando el límite infranqueable.

Construyo una acequia, un muro, un seto,
una alambrada, un foso, un camino de ladrillos.

Así cada día que nos saludamos:
tú, en tu margen;
yo, en el mío.
Nunca habrá dudas, ni mezcla,
nunca te aproximarás lo suficiente,
ni yo invadiré tu parcela.

A veces, por quién sabe qué razones,
quizá desees pasar la línea,
otras veces, querrás que pase yo;
y nos reiremos
hasta que la autorización cumpla su plazo
y esté obligado a volver a la posición inicial.

Ten cuidado.
Si por alguna razón
sé que has traspasado la línea,
pondré la defensa más alta.
Y aunque me duela no verte
no me importará demasiado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relato recomendado. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s