Murallas (Novela corta) – 4/1

MURALLATITULO

 

Eran casi las once de la mañana, Pascual ya se había marchado para perfilar el nuevo organigrama, tras el cese de la antigua directiva, acusada de mala gestión. Daba risa que un equipo de barrio también tuviera su parte de corruptela. Nerea se ocupó de llevarle, convertida en el taxi de la familia. El coche familiar tenía ya 15 años, y no se sacaba del garaje desde hacía tres, por culpa de los dolores en las piernas de Pascual por su  mala circulación.

Había desayunado unas de las magdalenas que su madre preparó  para su reunión anterior.  Estaban algo apelmazadas por el trajín de ir y venir, pero consumibles. Idalia había recibido alguna clase de conducir pero se quedó en dejarlo llevar y le ponía de los nervios. Ya no podía escaquearse de sus actividades. Quería comer con ella, para sacarle toda la información.

Dimas tenía turno de tarde-noche durante esa quincena. Estaría durmiendo y no quería llamarle. Sonsoles no respondió en todo el día.  Dirigía un programa intensivo para profesionales que buscaban trabajo en el extranjero.

El dinero desaparece

«Me paso por el centro comercial. Reparto unos curriculums y me tomo una cerveza. Luego voy a ver si tienen el pantalón caqui que vi en el escaparate.»

 

Enviaba todas las mañanas varios curriculums por internet. Dependienta, reponedora, paseadora de perros… no le interesaba tanto los de hostelería. Se había bajado una aplicación para encontrar trabajo. También en su pantalla había colocado una carpeta que consultaba constantemente: “ayudante clínica veterinaria”.

«Con un poco de ayuda de mis padres, quizá…» No podía pedir ayuda. No se lo permitía.

 

El gran centro comercial “Las Hilanderas” ocupaba el solar donde existieron varias casas  populares de la fábrica de tintes. Nerea recordaba la marcha vecinal para proteger el patrimonio cultural del barrio. Eran viviendas sin valor  histórico, con un desgaste de su significado. Ahora era una mole de bloques blancos, con mamparas de cristal esmerilado y letras multicolores con el icono  de la sociedad: una pícara  pelirroja que guiña un ojo con un huso en sus manos.

«No he visto nada más hortera y pasado de moda.»

 

Tenía tres entradas. La principal, junto a la avenida que seccionaba el barrio hasta enlazar con la avenida hacia el  corazón de la ciudad; la secundaria, que aleccionaba a la iglesia y la terciaria, con una plazuela de adoquines blancos y maceteros de cementos, además de una fuente en forma de flor de diente de león que se ilumina.

 

Sacó los dos últimos folios de su carpeta. En el nivel 01, había tal variedad de establecimientos que no sabía donde dejarlos. Quizás a los que considerara más antiguos y poco llamados por la tecnología. Dirigidos a la tienda de relojes y la de tapices.  Iban a dar casi las dos, y se había parado con un montón de gente a la que no veía en muchos meses.  Se empeñaban en que les contara sus razones para dejar un buen piso en pleno centro y una vida en pareja idílica.  Ya fuera  vecinas, antiguos compañeros de instituto, jubilados o amigos de juerga; la respuesta era la misma:

— Bueno, podría ser mejor. Claro que fue una pena. Las cosas ocurren porque sí, uno no puede saberlo de antemano, ¿no?  Claro, las cosas son así. A veces cambiar es bueno. Gracias, sí, creo que nos vamos a ver  más a  menudo.

Las dos últimas  le dieron una pista que no esperaba: Guillén andaba por el barrio, visitando a sus padres.   Su cuerpo le dio la señal de huir. Oteaba desde su colocación intentando discernir la chaqueta de aviador crema entre la maraña de paseantes.

—Soy sincero contigo, tengo a universitarios trabajando ahora mismo. Lo siento. Llévate el curriculum, lo voy a perder igual. —Se lo acercó empujando sobre el mostrador. Nerea lo dobló en dos.

 

MURALLA contraportada

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novela propia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s