Langosta (Lobster) de Yorgos Lanthimos

Langosta - fotogramaEn esta película todo es enigma ¿por qué las personas solteras no pueden vivir y deben encontrar pareja o convertirse en un animal? ¿Qué sociedad, tan  parecida la nuestra, puede crear una regla tan arbitraria y sobrenatural? Sin duda ese punto de partida provocaría una ristra de reflexiones filosóficas, y seguro que hay profundos estudios por cualquier rincón de  internet que las desarrollan. La pregunta es clara , ¿qué ve un espectador que lo único que busca es una película, en ese instante, y no quiere hacer una disquisición teórica?

Pues se encuentra con un cuento oscuro, que como los buenos, no explica, ni justifica, ni facilita la compresión al espectador sino que lo sumerge en su atmósfera. La historia es así: el protagonista ha sido abandonado por su esposa, y como sigue las leyes, se interna en una residencia con una misión muy clara: encontrar a una mujer con la que volver  al estatus de casado o, como contrapartida,  aceptar convertirse en un animal. Y como indica el título, el protagonista elige ser langosta. ¿Por qué? Que cada espectador lo resuelva.

Langosta bosque

Y esa sinrazón en la trama se traduce de manera clara en las imágenes: escorzos, grandes planos donde la figura humana casi se diluye,  imágenes estáticas y desagradables que se mantienen,;  por no hablar de la insistencia con el vacío, el estancamiento de la acción dentro de cada fotograma. Incluso las escenas de acción (entre ellas, varias cacerías, no voy a explicar cómo se suceden) a ralentí que las convierte en cuadros vivientes llenos de belleza y violencia.

También el sonido es caprichoso: a veces vemos las atrocidades y otras veces sólo las oímos. Cuando suena una banda sonora que puede ser épica y hermosa, se convierte en un revulsiva broma. Los  chillidos, golpes, gritos, cuchicheos, se convierten en un panorama aún más doloroso que la imagen.

Un caso aparte merece la visión del hombre cLangosta camara transformaciónomo animal, el director prefiere dar nombre a sus películas de animales porque trata a los personajes como tales. Eso sin dejar su humanidad. Cuando aceptamos la opresión, tomamos decisiones que hacen daño a los demás a nosotros;  cuando nos revolvemos contra nuestras decisiones,  nos convertirmos en animales. Repito, ¿qué tiene de bueno ser una langosta en vez de un pez espada o un perrillo de las praderas?

Y a hora una opinión interesada: ¿qué capacidad de convencimientos posee el director  para conseguir que alguien pague una película como esta, tan cuidada?  ¿Y la participación de actores de la talla de Colin Farrell, Rachel Weisz, John C. Reilly o Léa Seydoux? Está claro que este chico es un genio. Y a pesar de que su segunda hora pueda resultar algo pesada, la sensación final es de apoteosis.

Langosta cerdo

David, el protagonista, desea, si no se cumple su misión ser langosta.  No hay nada más qué decir.

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-224882/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s