Nathaniel Hawthorne y “La catástrofe de Mr. Higginbotham”

Horca

En esta historia hay más misterio que hechos, más atmósfera que certeza. Todo se cubre de la amenazante noche y de una noticia terrible: el señor Higginbotham cuelga de un soga en un peral. Los rumores dicen que fue asesinado por un negro y un irlandés pero sin sus razones, sin sus circunstancias.

Esa falta de información se convierte en la gran baza del cuento, porque las preguntas se acumulan : ¿es cierto?,  ¿qué hizo ese hombre para merecerse tal fin? o ¿es mentira? ,  ¿un rumor que sirve para desprestigiar a  la población negra y de origen irlandés?. Crear una falacia para justificar una marginación  es un acto aceptado para contraatacar una amenaza aara las buenas costumbres.

Hilar una historia tan apasionante con esos mimbres mínimos y convertirla en una ironía aplastante sobre la sociedad que nos rodea me  deja boquiabierto.  Hawthorne domina su material con una maestría, dosificando las oraciones, obviando lo evidente y creando una expectación a lo que se encontrará , quizás, al doblar el camino. Porque se supone que se encontrará con el cuerpo oscilando entre las sombras de la noche, ¿o no?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relato recomendado y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s