Dashiell Hammett y “El ángel del segundo piso”

 
Qué se puede esperar de unos ruidos en tu piso en plena madrugada, quizás un ladrón con poco oficio, una mina para un escritor de relatos policíacos.

laura

Si al descubrirlo, resulta ser una atractiva chica, la cosa se pone mucho mejor.

 

Un encuentro casual con una joven ladrona pone en funcionamiento la mente del escritor, sobre todo cuando se mete, con toda la curiosidad posible, en ayudarla. Al final, nada es lo que parece.

 

Hammett consigue dotar al trabajo del escritor, de una contradicción: el aburrido esfuerzo de crear y la fascinación por traducir la vida, en este caso de la vida criminal. El día a día se complica mucho más que unas líneas escritas a máquina en un papel. Un relato enorme, con mala intención y humor corrosivo. Incluso incluye un chiste:  “¿Qué pasaría si todos los escritores escribieran del mismo tema? Que sólo uno cobraría.”

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relato recomendado y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s