Georges Duhamel y “El Teniente Dauche”

Bosque 1 gmEl texto que titula esta entrada forma parte de un libro llamado “Civilización”, publicado en 1918. Ese dato es  importante, porque  refleja las fatales experiencias de los soldados en la Primera Guerra Mundial, justo cuando terminó.

El escritor, como tantos otros franceses de la época, sufrió el desengaño en las trincheras: a pesar de luchar por la patria y de la valentía, las clases se seguían marcando. Destaco esta escena del libro, -la llamo escena, porque el libro no sigue una narrativa global- porque plantea una situación interesante. El narrador, herido en el hombro, llega a una mansión transformada en hospital. Su compañero de habitación, el Teniente Dauche, un hombre encantador y lleno de vida tiene un trozo de metralla en la cabeza. Se hacen amigos, pero todo da un vuelco a lo trágico cuando el narrador se entera que el teniente, a pesar de todo, va a morir.

¿La idea de la muerte individual resulta más terrible que una muerte sin nombre, en las trincheras, en un acto heroico? Un gran dilema.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relato recomendado. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s